Alias

Un alias es simplemente un apodo por el cual se reconoce el lugar donde estan ubicados los archivos de datos.

Supongamos que estamos realizando una aplicación de videojuegos en la cual tenemos los ficheros de trabajo y el ejecutable en el directorio c:\aplicaciones\videos\datos, al acceder al BDE definimos el tipo de datos a utilizar, su ruta, etc. y a esto le damos un nombre, por ejemplo, « videojuego », este sería el alias que indicaría la ubicación de los ficheros, de manera que con referirnos a él ya lo estamos haciendo al lugar donde se encuentra. Así, cualquier componente que se relacione con datos, su propiedad DataBaseName será precisamente ese nombre que hemos definido. No es sólamente una cuestión de comodidad por varios motivos, uno porque es muy util cuando en lugar de trabajar en monopuesto, los datos estan ubicados en un servidor. Además, a la hora de entregar la aplicación al cliente este puede situarla en el mismo directorio que estamos utilizando o en cualquier otro, de manera que tan sólo tenemos que usar una macro del programa de instalación que viene con defecto con Delphi, el InstallShield, y con ello se creará el mismo alias al que nos estamos refiriendo pero con la ruta nueva. Este tipo se suele conocer como « Alias persistentes », y al ser creados desde el motor de datos, podemos cambiar de gestor de base de datos en el momento en que se nos ocurra (o casi) con solo modificar la definición en el BDE.

Por supuesto no es obligatoria su utilización, podemos indicar en los componentes que acceden a los datos donde se encuentran estos o de qué tipos son, pero es una práctica un tanto pobre, pues cualquier cambio en el sistema de datos o en su ubicación obliga a modificar todos los components que se dirijan a manipular los archivos.